Piñera ridículo tuvo que parar discurso y arrancar por funa y caceroleo incesante

Nadie lo quiere ni soporta al deforme mitómano

Piñera sin duda es el presidente má odiado despues de Pinochet. O quizás en el mismo porcentaje.
Todo lo ha hecho pésimo y no se quiere dar cuenta.

Se convirtió de pronto en una persona inútil, torpe y cuyas medidas ha provocado muertes robos y sufrimiento al país.
Ahora no es posible que salga a la calle, menos que se las quiera dar de un gobernante que ya no es. Que nunca lo fue .

Etiquetado: / / / /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *