La miserable justificación de Blumel para pactar con Kast «A veces hay que tragar sapos»

Se tragaron un sapo durante 17 años. Complices de una dictadura sangrienta y ahora, vuelven a unirse al fascismo. ¿La razón? Y es que ellos son los sapos. Solo que cobardes y falsos. Incapaces de reconocer su fascismo. Con falsas caras demócratas, asesinos y empleados de una elite empresarial.

Todo eso y más es Gonzalo Blumel. Un miserable cobarde disfrazado de progresista. Responsable de la peor represión, luego del estallido y ahora el miserable metiéndose en la constitución y haciéndose el weón con el pacto fascista que tuvieron que hacer con el pinochetismo más extremo.

Etiquetado: / / / /

Blumel el criminal, se inscribe como constituyente. Si lo elijen, cerremos por fuera

El problema no es que se inscriba. El debería estar preso

Es un descaro y una burla a la democracia. Una provocación de los delincuentes que deberían estar presos y se postulan para escribir nuestra Constitución.

Es el caso de este criminal que no le tembló la mano para dar orden de que los esbirros policiales atropellaran al pueblo.
Pero el drama, aparte de ser indecente lo que hacen sería que saliera elegido

Etiquetado: /

Baradit destruye a Blumel como constituyente «Ese gallo debería estar preso»

En Perú los asesinos y corruptos, renuncian o van a la cárcel, en Chile los descarados se mantienen en los cargos o ahora, la nueva cara de la sinvergüenzura «buscan ser constituyentes».

Pablo Longueira, delincuente y desquiciado, suelto de cuerpo hablan de liderar el proceso del pueblo y ahora se le suma el csm de Gonzalo Blumel, quien dirigió durante meses los peores momentos de represión. Atacando al pueblo sin misericordia y con varios muertos a sus espaldas.

Pero así son. El colmo de los caras de raja, y no entienden ni quieren entender que el pueblo no quiere nada con ellos.

El escritor Jorge Baradit, sin pelos en la lengua se preguntó precisamente eso, y en sus redes sociales, debatió con la gente. El porque Blumel se atreve a ser candidato cuando en realidad, en un país decente, debería estar PRESO.

Etiquetado: / /